Crónica del concierto de Russian Red en el Palau de la Música de Valencia: como enamorarte 18 veces en poco más de una hora, por Lourdes Hernández


Llegamos al Palau sobre las 8:30, entramos en la sala y nos sentamos en nuestros asientos de 6º fila, bastante centrados, vamos que se veía de puta madre. Acto seguido, sobre las 8:45, se apagaron las luces y entró, la que en un principio parecía Lourdes pero que a medida que se acercaba decías, “¿Quién es esta tía?”, así que el sonoro aplauso (casi por equivocación) del publico fue cortado por la muchacha con un “todavía no he hecho nada así que no hace falta que aplaudáis”, todo con un acento alemán muy marcado.

La telonera de nombre Fee Reega (buscarla en Myspace si queréis) empieza a cantar un tema llamado “Casi todos los caníbales” , nos quedamos un poco fríos, no sabíamos muy bien de que iba todo eso, letras raras de cojones y el momento “me saco mi polla”, pero por respeto no nos reímos. Segundo tema de la alemana, no recuerdo el nombre, pero si que hablaba de camiones, como para no acordarse cuando la introdujo así “Me gustan mucho los camiones, son buenos vehículos, no se si a vosotros os gustan, deberían” yo pensé, “¿esto es de cachondeo?” Y nos regalo la canción con unos momentos estridentes como para romper vasos. La cosa siguió con “Pito Morado” y ahí quedó descubierto que la señorita había venido a hacernos reír un rato y menudo aplauso se llevó con este tema, aunque ami los momentos de cambio de tonalidad estridentes a más no poder, me seguían matando. Después, presentó la siguiente canción de una forma genial “ ahora voy a cantar en alemán para que no me entendáis, esta canción se llama incesto”, eso si, toda estaba en la lengua germana. Finalmente, nos dejó con “una canción que escribí cuando estaba enfadada, ahora ya no lo estoy” y se fue con un gran aplauso, porque desde luego, nos hizo pasar un buen rato.

En ese momento, serían las 9 y algún minuto, aparecían en escena Charlie Baustista (teclados, guitarra), Pablo Serrano (batería), Manuel Cabezali (guitarra) y Alberto Rodrigo (Bajo, armónica), los cuatro músicos que acompañan a Lourdes allá donde va. Charlie se sentó a los teclados y empezó a tocar “The Memory is Cruel” y entonces entro ella, ahora si, aplauso sonoro y empezó a cantar. Con una gran iluminación y el neón que siempre le guarda las espaldas, no tardó ni 10 segundos en encandilarnos a todos, repetirá mucho este inicio de sus conciertos en su última gira, pero ¿para que cambiar algo tan bueno?. Acto seguido tocaron “Nick Drake” y “Everyday, Everynight”, que pese gustarme más la segunda, con la primera me puso los pelos de punta, aunque bueno, realmente, es más fácil que ella destaque en esta.

Le tocó el turno a “la canción favorita de Charlie” “I Hate You But I Love You”, convertida ya en todo un clásico, hizo las delicias de todos los presentes, y es que en directo este tema gana mucho. Sin prisa pero sin pausa, pasamos directamente a, en mi opinión uno de los temas del verano, no podía ser otro que “The Sun, The Trees”, aún habiendo pasado ya su estación, cumplió con creces y animó la velada a la perfección. Y para seguir animados, fue continuada por “Fuerteventura”, cuyo único defecto en directo es que deberían contratar a un trompetista, porque el sonido es otro que con la pitoflauta de Lourdes, pero por lo demás genial, sobre todo los teclados.Llegaba entonces mi tema favorito de la madrileña, “Tarantino”, estuvo perfecta, como si estuvieras escuchando el disco tranquilamente en tu casa. Acto seguido, la princesa del folk, le hizo un guiño a su divertida telonera y le dedicó “Braver Soldier”, otra canción que gana una barbaridad en directo, imaginaros el nivel. Algo más de media hora después, llegaba la primera canción no perteneciente a “Fuerteventura”, se trataba de “Take Me Home” de “I Love Your Glasses”, una de las más queridas de su primer CD y que, con intro espacial incluido, no iba a bajar el listón de lo que veníamos oyendo durante la noche.

De repente, Pablo Serrano y Alberto Rodrigo dejan el escenario, y empiezan a sonar las primeras notas de “Cigarrettes”, acompañadas de un sonorísimo aplauso, y es que el tema más famoso de Russian Red levantó pasiones entre los espectadores, de sobra merecidas. Ahora nos tocaba escuchar un tema que no aparece en los LP’s, pero si podéis encontrar por Internet, “Letters”, solo que en una versión mucho más rica en matices (ya estaban todos de vuelta en el escenario), digna de cualquiera de sus álbumes, por lo sorprendente, uno de los momentos que más recuerdo del evento. De nuevo una sorpresa, “Loving Strangers”, la que formara parte de la banda sonora de “Room in Rome” tomaba la sala con una versión menos íntima y mejorada.Como de momentos inesperados iba la cosa, hora de hacer una versión y la elegida fue, nada más y nada menos, que “John and Mary” de Robert Palmer, la cual estuvo genial, fiel y a la vez con sello propio, fue un verdadero momentazo.

Volvíamos a “I Love Your Glasses” con “They Don’t Believe”, otro de sus temas más conocidos y que arranco unas palmas de acompañamiento a los presentes. Llegaba entonces otra de las inesperadas de la velada, “Mi Canción 7” y yo con curiosidad por escuchar en directo el riff distorsionado de la canción, el cual hizo que la sala se convirtiera por un momento en un concierto de Rock Industrial que estuvo sublime. Lourdes se despedía de nosotros con “January 14th”, parecía que acabábamos la noche animados, pero como hacía prever la apresurada forma en que abandonaron el escenario, volvieron para regalarnos una versión en castellano de “All my Little Words” (The Magnetic Fields), después de la cual todos, excepto la cantante, se metieron en el back stage y ella sola, guitarra en mano, cerraba el concierto con la genial “A Hat”. Ahora si, volvían los 4 a salir y a despedirse junto a la musa del movimiento Indie español del público del Palau y acababa así el recital de Russian Red.

En resumidas cuentas, un espectáculo de aproximadamente 1 hora y media de duración, que mereció mucho la pena, sobre todo por lo que ganan en directo y más en una sala, con la gente sentada y cómoda, el ecosistema donde la música de la chica con nombre de pintalabios alcanza su máximo esplendor. Mi nota para el concierto, un 9 y no le pongo más porque me habría encantado que me hubiera seguido enamorando durante unos minutos más.

Set List del concierto, facilitado por Pablo Serrano

Set List del concierto, facilitado por Pablo Serrano

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

About lagudreamer

Estudiante de informática o eso creo xD, melómano empedernido, friki en mis ratos libres y festero en otros tantos. Fanático de bandas como Dream Theater, Nine Inch Nails y Radiohead

2 responses to “Crónica del concierto de Russian Red en el Palau de la Música de Valencia: como enamorarte 18 veces en poco más de una hora, por Lourdes Hernández”

  1. llumdelluna says :

    arriba españa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: